Está aquí: Inicio Blog Buceo en invierno, ¿como nos afecta el agua fría?
Jueves, 09 Febrero 2017 10:17

Buceo en invierno, ¿como nos afecta el agua fría?

buceadores de invierno ¿como respOnde nuestro cuerpo ante el agua fría?

Respuestaalfrio1

El medio ambiente fuera del agua expone a la fisiología humana a una amplia gama de temperaturas, y en consecuencia, la naturaleza equipa al cuerpo humano con mecanismos para el mantenimiento de la misma en torno a los 37 ºC considerados como la temperatura idónea para nuestro cuerpo.

Como ya te enseñamos en tu curso de iniciación al buceo, el agua conduce el calor 20 veces más rápido que el aire y requiere mucho más calor para elevar su temperatura, lo que significa que las temperaturas que son cómodas fuera del gua, no lo son ahí abajo pues se pierde nuestro calor corporal 20 veces más rápidamente. Como consecuencia, los buceadores usamos trajes isotérmicos para prolongar la inmersión al hacer más lento el proceso de enfriamiento y hacer más eficaces las respuestas de nuestro cuerpo por mantener nuestra temperatura corporal.

Con o sin un traje isotérmico, la fisiología del buceador reaccionará de manera idéntica ante el frío, lo que difiere es el tiempo que estas reacciones mantendrán la temperatura medular en los 37ºC considerados óptimos. 


La fisiología individual tambien juega un papel importante en la respuesta ante el frío. Los buceadores con capas más gruesas de tejido graso están mejor aislados y tienden a perder calor más lentamente. La gente delgada tiene una mayor relación de área de superficie a peso del cuerpo y se enfría más rápidamente. 

La exposición frecuente al frío constante aclimata al indivíduo, lo que incrementa hasta cierto punto la capacidad del cuerpo para retener el calor.

Pero ¿ como reacciona nuestro cuerpo ante el frío?

Respuestaalfrio2 Al enfriarse el cuerpo, centros de temperatura en las manos, pies y cabeza generan respuestas de conservación de calor que comienzan con un cambio en la circulación sanguínea. El flujo de sangre hacia las extremidades (excepto hacia la cabeza) se hace más lento por medio de la vasoconstricción, que no es más que una contracción de los vasos sanguíneos para reducir la perdida de calor de la sangre que se produce a traves de la piel, superficie que queda en contacto directo con el frío. 

Si la vasoconstricción no retiene la perdida de calor y sigue cayendo la temperatura corporal, el cuerpo reacciona con escalofríos (respuesta mecánica) que intenta generarnos calor corporal a través de la actividad muscular y el metabolismo acelerado. La "Tiritera" y el estremecimiento señalan la pérdida de la batalla contra el frío, el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo.

El resultado es la HIPOTERMIA, o una temperatura corporal anormalmente baja. Puede causar al buzo somnolencia, confusión y sopor, falta de coordinación muscular y torpeza en los movimientos asi como debilidad. Dado que ocurre en forma gradual y afecta el pensamiento, es posible que el buceador no se dé cuenta que necesita ayuda y esto lo hace especialmente peligrosa. Una temperatura corporal por debajo de 35°C constituye una emergencia médica y puede conducir a la muerte si no se trata en forma rápida.

Como nuestros instructores os comentaron en la introducción,  los buceadores prolongamos la capacidad del cuerpo para mantener la temperautra corporal usando adecuadamente trajes isotérmicos adaptados a la temperatura del agua a la cual vayamos a bucear. Los hay de tres tipos:
  • El traje húmedo es el más utilizado pués es el más barato. Dado que este tipo de traje permite la entrada de agua, es imprescindible que el mismo quede bien ajustado al cuerpo, ya que el agua que ingresa al mismo será calentada por el cuerpo y se renovará lentamente, haciendo que también sea lenta la perdida de calor. Este traje está realizado en tela de neopreno, material que forma una barrera que dificulta la transmisión al exterior del calor que desprende el cuerpo. Puede ser de diferentes grosores que van desde 3 mm hasta 9 mm. (Cuanto más grueso, más protegerá del frío), siendo el grosor más habitual en las aguas Españolas el que va de 5 mm a 7 mm. La flotabilidad de este material deberá tenerse en cuenta a la hora de calcular el lastre.
  • El segundo tipo de traje es el seco, utilizado habitualmente cuando se realiza buceo a muy bajas temperaturas. A través de una válvula, se inyecta aire en el espacio interior del traje, que separa al buceador del agua fría, brindándole al buceador una capa de aire y no de agua a su alrededor por lo que perderá frío mucho más lentamente, casi como si estuviera fuera del agua, Este tipo de trajes cuentan con manguitos estancos en tobillos, muñecas y cuello para impedir la salida de aire y la entrada de agua. Para poderlos usar y dada la complejidad del manejo de los espacios de aire sometidos a las presiones durante los descensos y ascensos, será necesario contar con una formación específica de buceo con trajes secos si no queremos tener un desagradable incidente.
  • El tercer tipo de trajes son los llamados semisecos. Los mismos cuentan con cierres para ajustarlos y si bien protegen más que los húmedos, no llegan a ser tan aislantes como los secos.

La siguiente tabla muestra el espesor de neopreno recomendado en función de la temperatura del agua a la cual queramos hacer nuestras inmersiones. Ni que decir tiene, que el mercado del buceo hoy en día propone multiples opciones de compra: fabricantes, materiales, calidades y precios para que cada buceador ajuste a su bolsillo el traje que le permita disfrutar de las inmersiones a la temperatura que desee sumergirse.

Pueden ver la selección de nuestros expertos instructores en la sección trajes de www.tiendabuceo.net donde podrán encontrar el que mejor se ajuste a sus necesidades. 

Ni que decir tiene que la cabeza pierde una cantidad considerable de calor porque el cuerpo no puede reducir el suministro de aire al cerebro. Por lo tanto una capucha, de traje húmedo marca una diferencia sustancial en la reducción de la pérdida de calor. 
Respuestaalfrio3 


¿Como debemos de actuar? 

Aunque el cuerpo responde de manera protectora dentro de un rango específico de condiciones de temperatura, el buceo puede exponer al cuerpo más allá de su capacidad de superar los efectos con éxito por lo  que si no queremos sufrir hipotérmia, debemos de:

  • Mantenernos bien hidratados antes de la inmersión, una hidratación correcta nos ayudará fisiologicamente contra la pérdida de temperaura corporal.
  • Usar trajes isotérmicos adaptados a la temperatura del agua a la cual vayamos a bucear, para reducir la velocidad de pérdida de temperatura corporal durante el tiempo de la inmersión
  • Como el traje isotérmico no cubre todo el cuerpo en función de la temperatura del agua se recomiendan también complementos como escarpines y guantes también de neopreno.
  • Usar capucha de protección para la cabeza ya que es una de las partes del cuerpo que produce mayor pérdida de calor corporal.
  • Acortar el tiempo de las inmersiones sobre todo cuando se hacen inmersiones repetitivas y vamos a exponer al cuerpo a sobreesfuerzo por pérdida de calor.
  • Ante la sensación de frio intenso bajo el agua o al primer síntoma de "tiritera", dar por terminada la inmersión y salir del agua lo antes posible, abrigarse y a poder ser tomar algo calentito.. 


No hay que dejar de bucear en invierno, tan solo hay que abrigarse un poquito más para disfrutar de la inmersiones invernales de la misma manera que nos ponemos el abrigo cuando vamos a salir de casa. Afortunadamente en España, el buceo es posible durante todo el año.

Autor: Tony Navarro (PADI Master Instructor y TecDeep Instructor)

Más en esta categoría: « ¿Cuánto dura una inmersión?
Está aquí: Inicio Blog Buceo en invierno, ¿como nos afecta el agua fría?